main-image

Las Palmeras del Califa luce nuevo look

  • Así es la nueva imagen del hotel

2019 ha llegado cargado de novedades, entre ellas la completa redecoración del Hotel Las Palmeras del Califa, el hermano menor de La Casa del Califa. Ambos comparten el muro del jardín pero cada uno tiene su propia personalidad e identidad. Y ahora James Stuart y Regli Álvarez (los dueños de la Casa del Califa), han decidido darle un nuevo look a Las Palmeras del Califa, que toma su nombre de la impresionante palmera que reina en el “Jardín del Califa”. Ha sido un gran trabajo realizado en colaboración con la interiorista Ellie Cormié (autora de la nueva imagen del emblemático bar de tapas del Califa, “Califa tapas”, y la azotea del bar “La Tetería del Califa”). En esta ocasión James y Ellie han pensado en un estilo colonial, inspirado en los exóticos y salvajes paisajes de África, donde podemos encontrar objetos procedentes del continente africano pertenecientes a la familia de James. Al mismo tiempo el hotel conserva parte del estilo de La Casa del Califa, que alberga recuerdos de la infancia de James en Oriente Medio y del legado árabe de Vejer.

El bisabuelo de James llegó al sur de África en 1881, a la edad de 20 años. Tras dedicarse a la prospección de diamantes, se unió a la tropa conocida como Pioneer column continuando su camino por el sur africano. El mapa original situado en el “Patio árabe” del Hotel Las Palmeras muestra cómo era por aquel entonces el continente y su enorme interior no descubierto aún por los europeos. Lo cierto es que el bisabuelo de James vivió su vida entera en Sudáfrica, donde nacieron también sus abuelos. Actualmente su hermano y su familia continúan la tradición familiar viviendo en Ciudad del Cabo (Cape Town).

En el descansillo exterior de la habitación roja podemos ver una fotografía que data del año 1904, donde se puede observar la casa donde la abuela de James creció en Mabukatawari, en el norte de Rodesia (la actual Zambia).

Estas pistolas pertenecían a la colección original del conocido cazador africano Roualeyn Gordon Cumming (1820 - 1866). Ambas fueron adquiridas por el padre de James y, tras viajar por todo el mundo, descansan ahora en Las Palmeras. La pistola menor, situada más arriba, es una flintlock y ambas datan de principios del s.XIX y proceden, probablemente, del norte de África.

La ciudad de Essaouira, llamada la perla del Atlántico, fue una de las fuentes de inspiración para la interiorista Ellie Cormié.

    

En la foto James y Younes, autor de la lámpara más grande del Califa, durante un workshop del artista a las afueras de Marrakesh. Desde el “Patio árabe” cuelgan los 1,80 metros de lámpara, hecha a mano en su totalidad y cuyo proceso de grabado fue realizado por dos personas durante dos semanas completas, más una semana para el pulido y acabado.

En esta imagen Aschraf y José Diego manipulando con mucho cuidado a “Bobby”. Con sus 1,60 metros de cuerno, este ejemplar de Oryx Gacela está al fin más cerca de su hogar en África. Inició su vida en Botswana y después viajó a Escocia donde estuvo varias décadas. Ahora, casi un siglo después, descansa con vistas al Parque Natural de Los Alcornocales.

En la imagen, eligiendo telas para las habitaciones, que tienen colores en lugar de números. Aunque James no quiso cambiar los colores que representaban a cada habitación, la selección que realizó Ellie necesitaba adaptarse al nuevo look, consiguiendo así los tonos naturales que buscaba alcanzar.

Entre la colección de arte del Hotel Las Palmeras se encuentran dos fotografías de la colección de La Casa del Califa. Ambas fotos datan de principios de los años 40. La primera es del autor Marcelin Flandrin y se titula “Femme et palmiers, Marrakech” mientras que la segunda, de Jacques Belin, muestra a una mujer recolectando cebada y se titula “Champ d’orge dans le Sud, circa 1940”. Estas fotos proceden de la “Maison de la Photogaphie” (“Casa de la Fotografía”) de Marrakech que vale la pena visitar.

“El Patio árabe” es en sí mismo una obra de arte. Este es el objeto más antiguo que queda en la casa original y data, al menos, del s.XIII  cuando Vejer se encontraba aún bajo el dominio árabe. La piedra original fue descubierta durante los trabajos de restauración y el estilo de los arcos ayudó a datar el edificio. Si deseas más información sobre la historia de Vejer haz clic aquí

 

 

Etiquetas:
Categoría: